Entrevista a Lourdes Fresneda, psicóloga de Reifs Bedmar

Lourdes Fresneda psicóloga

Entrevista a Lourdes Fresneda, psicóloga de Reifs Bedmar

La pandemia por Covid-19 ha afectado a nuestras vidas y nuestra forma de trabajar hasta el punto de tener que reinventarnos. Lourdes Fresneda, psicóloga de la residencia de mayores Reifs Bedmar, cuenta cómo la psicología ha sido fundamental para ayudar a nuestros mayores a afrontar la situación.

¿Cuándo te diste cuenta  de tu vocación por trabajar con las personas de la tercera edad?

Durante mi época en la Universidad hice algunos cursos sobre Gerontología y, aunque sí es cierto que me llamaba la atención este sector de la sociedad y tenía curiosidad por cómo vamos perdiendo nuestras capacidades, nunca pensé que acabaría dedicándome a ello.

¿Cuál fue tu primera impresión en el comienzo de tu andadura cómo psicóloga en un centro de mayores?

La verdad es que me impresionó bastante porque me inspiró mucha ternura. Después, con el tiempo y la experiencia te vas dando cuenta de que, a pesar de su fragilidad y necesidad de protección,  tienen muchísimo que enseñarnos en todos los aspectos y, sobre todo, de la vida. Son una fuente de inspiración y sabiduría inagotable.

¿Cómo te sientes al acabar tu jornada laboral cada día?

Yo soy una persona a la que de por sí le gusta ayudar a los demás en todo lo que puedo. Me hace sentirme bien. Así que para mi este trabajo es satisfacción pura, pues trato a diario con personas que necesitan muchísima ayuda, además te lo agradecen con una sonrisa o contándote sus anécdotas, que son muchas y muy divertidas. Aunque también puedan tener algunos momentos y experiencias tristes, son emociones cotidianas que tenemos que afrontar y, si es con ayuda, mucho mejor. Aquí estamos para escucharnos y ayudarnos unos a otros.

A parte de tu trabajo cómo psicóloga, ¿en qué crees que puedes ayudar o aportar para mejorar la calidad de vida de los residentes?

Mi trabajo consiste en valorar a los residentes y, a partir de ahí, realizar talleres de estimulación cognitiva y emocional, y  atención psicológica a los residentes que lo necesiten. Aparte de eso también intento charlar con ellos de sus cosas para intentar hacerles más ameno su día a día en el centro, que se sientan escuchados y a gusto.

¿Cómo ha afectado la pandemia a tu trabajo?

Han sido, y siguen siendo días, muy difíciles. Hemos tenido que adaptarnos a todas las restricciones derivadas del COVID-19, dejando muchas veces de lado nuestro trabajo para poder atender a nivel emocional a los residentes que se han sentido muy afectados por la falta de contacto con su entorno social y familiar. Para ello, hemos incrementado las videollamadas y las llamadas telefónicas y que así pudieran seguir manteniendo el apego emocional con sus allegados.

Dada esta situación, ¿qué crees que podrías aportar a los mayores para poder ayudarles a enfrentar esta situación?

Lo que intentamos es que ellos no pierdan el contacto con su entorno, de ahí el incremento de videollamadas. Además, en la medida de lo posible, se ha reforzado el número de talleres y actividades de estimulación cognitiva para que no pierdan sus capacidades cognitivas y puedan tener una buena calidad a nivel cognitivo emocional y social.

No Comments

Post A Comment